Caballo en Petra por Corina Calle

Caballo en Petra por Corina Calle
12 noviembre, 2019 Corina Calle
Corina Calle

 

SOY CABALLO EN PETRA

Tuve mala suerte… nací para ser caballo en Petra.

Me levantan temprano todos los días en la tranquilidad y frescura de estas piedras milenarias. Mi trabajo consta en jalar una carreta con gente que sube y que baja a ver el famoso Tesoro. En la mañana no la paso tan mal pero conforme pasan las horas y la temperatura va subiendo hasta llegar a más de 42 grados centígrados y mis músculos y huesos empiezan a agotarse, les confieso, siento que este,  es un trabajo muy duro; Especialmente cuando mis pasajeros son personas que no cuidan ni les interesa su salud ni su figura. Llega un momento pasado el inicio de la tarde, que funcionó en automático, casi dormido subo y bajo a la plaza del tesoro, así es como ahora la llaman, casi sin darme cuenta de lo qué pasa a mi alrededor. Felizmente me conozco el camino perfectamente y puedo hacerlo literalmente con los ojos cerrados.

Lo malo que el verano es demasiado fuerte. y el calor es insoportable, aunque soy caballo sudo cómo “chancho”

A veces me pregunto cómo me hubiese ido en la vida si hubiera nacido siendo de otra especie…

Claro que viéndolo bien y de otra perspectiva, tengo casa, comida, y un trabajo. A veces hasta me dan un baño con agua fresca; Soy útil para la gente a la que le cuesta caminar para llegar a ver la maravilla de la portada de lo que algún día fue un esplendoroso edificio. Todo eso me hace pensar y sentir, que al final quizás,  no he tenido tan mala suerte en esta vida siendo lo que soy… un Caballo en Petra.

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*