Instagram elimina los “Likes” ¿Será el fin de la farsa de los influenciadores?

Instagram elimina los “Likes” ¿Será el fin de la farsa de los influenciadores?
29 enero, 2020 Patricia Franco Reyes
Patricia Franco Reyes

¡ADIÓS A LOS LIKES DE INSTAGRAM!

Si señores, hablamos de ese número que atormenta a más de uno en cada publicación de Instagram.

Ese dato que te hace eliminar una foto si no cumple una cantidad esperada y que se ha vuelto en la métrica más fácil para ti, para la mayoría de seguidores e incluso para las agencias.

¿A quién no le ha pasado?

Es y ha sido la mejor forma para medir el éxito o porque no el fracaso de una publicación.

De ahí surgía el famoso término engagement que todos hablamos y que perdía sentido en la medida en que su crecimiento no dependendía de la verdadera reacción de los seguidores sino de, que tan grande era el bolsillo de los dueños de cada perfil, para comprarse unos cuantos.

Y no nos digamos mentiras, ese número aparte de ser grande o chiquito no representa ninguna información para una agencia.

No logra medir una relación real con las personas y brinda muy poca información sobre los perfiles o intereses de los seguidores.

Pero volvamos al tema principal…

Hace unos meses los responsables de la red social de Instagram anunciaban por su cuenta de Twitter el inicio de una prueba piloto de “likes” privados.

¿En qué consiste?

Si eres uno de los seleccionados de esta prueba o cuentas con un perfil nuevo, ya no podrás ver más el número de “likes” y de visitas en los post de otros usuarios.

¿Con qué objetivo?

Mejorar la experiencia del usuario, centrado en el contenido y no en la cantidad que podría tener alguna de tus publicaciones.

Pero… ¿a quién le afecta esta decisión?

Quizás a personas como tú y yo en donde las redes sociales no son más que un canal de entretenimiento y en donde tu círculo de amigos no reúne más de 1000 seguidores, esta decisión puede no interesar ni afectarte.

Pues no nos digamos mentiras, ni entramos en la categoría de microinfluencer y ni qué decir de la cantidad de estos que reunimos por cada publicación que hacemos cada 4 meses.

Pero que crees que estará pensando Nicky Minaj, Selena Gomez, Kylie Jenner, Beyonce, Kendall Jenner por no nombrar otras… una sonrisa de satisfacción seguro que no tendrán, y es que esta decisión pone de presente la calidad del contenido que se publica y el poder que tienen los “likes” sobre las personas y su decisión.

Desmiente el indicador como resultado de éxito y obliga a los mismos influenciadores a medirse por comentarios y “clicks”.

El exterminio del número como estímulo inconsciente para los usuarios…¡se ha ido!

Y con este, los bots, la compra de seguidores y de likes.

Las reglas del juego han cambiado.

Y es momento de darle la bienvenida al compromiso del influenciador, a la conversación con los seguidores y al verdadero valor de un contenido de calidad.

Cabe decir que el número de seguidores no determina el éxito de una campaña de Instagram, pues aquellos influenciadores con bajos seguidores son quienes mejor interacción y seguimiento tienen con ellos.

Dando como resultado mayor impacto a un nicho de mercado más específico.

Este será el momento en que tu red social de 1000 seguidores recobra sentido, en donde tu perfil privado será mucho más valioso que el millón de plazas públicas que rondan en redes sociales.

En donde tu contenido pensado, analizado y conscientemente publicado será de gran valor para empresas que necesitan negociar y adaptar su mensaje a grupos específicos.

Las marcas por otro lado deben apostar por otro tipo de estrategias, como la generación de conversaciones en donde un call to action debe estar involucrado.

Dando como resultado mayor información a los usuarios y generando en ellos mayor interés.

Lo que es cierto es que la medida implementada obliga a los usuarios a generar un mejor contenido.

De esta manera en primer lugar desalentar la competencia ya sea consciente o inconsciente que se daba entre usuarios y, en segundo lugar, quitar la ansiedad en todos los seguidores al ver un contenido que no es tan popular como los otros.

Para muchos es aterrador!

Sin embargo, eliminar la posibilidad de ver la cantidad de “likes” puede ser un nuevo camino hacia la creatividad y una oportunidad para conectar de verdad con tus seguidores.

Es momento de quitarle un poder innecesario que le dimos al tan famoso “like” y otorgárselo a la calidad, a lo que te haga sentir, a lo que te haga actuar.

¿Estamos ante el final de los influenciadores?

Mi respuesta sería no, más bien es una bienvenida a la siguiente generación de estos qué pensará más en el contenido que en el insensible “like”.

Un influenciador en donde mate más de una neurona editando una foto “bonita” sino que produzca contenido que genere emociones, acciones y cambios.

Podremos abrir nuevas vacantes para influenciadores conscientes que reten a su seguidor a ir más allá de un “click” y lo conviertan en una acción e incluso en una conversación.

Hemos dicho, el fin de la era del influenciador está cerca.

Pero de aquellos influenciadores en donde lo gratis no se confunda con interacción y en donde el verdadero engagement esté alejado de la acumulación de “clicks” y más cerca de la creación.

Se aproxima una era de un influenciador real, un referente el cual su preocupación no está en la cantidad semanal de publicaciones, sino en la calidad de conversaciones que lograr entablar con sus seguidores.

A todos los lectores, démosle “like “a una red totalmente social.

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*