Saturación de información

Saturación de información
6 abril, 2020 Olga Izquierdo
Olga Izquierdo

Mis queridos lectores, llevo unas semanas sin escribir, el motivo no es otro que tratar de encontrar el artículo con el que inspirar el momento que estamos viviendo.

Lo cierto es que en esta situación de “incertidumbre” buscaba un tema que pudiera encajar y pensé en lo que me había ocurrido en las últimas semanas.

SOBREINFORMACION

Llevo muchos días sobresaturada de mensajes, twits, whatsaap, artículos, entrevistas todo evidentemente girando sobre el mismo tema que ustedes ya saben lamentablemente a lo que me refiero.

Mi articulo de hoy versa sobre la sobresaturación de información, la tergiversación de las noticias que nos llegan y sobre cómo podemos empezar a filtrar en las Redes Sociales las comunicaciones que nos saturan día tras día.

En primer lugar, debo decirles que todos caemos en la rueda de la desinformación, por algún extraño motivo, nos gusta sobre informarnos pero les advierto que es un arma de doble filo. 

A FILTRAR

Les pido un favor y es que una vez que lean este artículo reflexionen antes de dar veracidad o credibilidad a toda la información que les llega.

Pongan en “la nevera” y me remito a los tres filtros de Socrates (leer a los clásicos es inquietante, vieron el futuro en el pasado, absolutamente grandioso) para ayudarles a enmendarse en sus “chismes” :

PRIMER FILTRO

¿Estás absolutamente seguro de lo que vas a escribir? Por favor, piense antes de postear en redes sociales, filtre, contraste, reflexione y sino tiene claro entonces NO COMPARTA.

Así de sencillo, estamos sobre informados de mensajes tergiversados y poco contrastados.

Las Redes Sociales permiten la inmediatez del momento pero no existe un filtro que permita bloquear una falsa información. Somos todos y cada uno de nosotros quienes debemos convertirnos en jueces de nuestros mensajes.

La verdad absoluta es difícil de encontrarla.

Decía Tácito “La verdad se robustece con la investigación y la dilación, y la falsedad, con el apresuramiento y la incertidumbre” .

Apliquen este proverbio hagan caso a Tácito otro de nuestros clásicos.

SEGUNDO FILTRO DE SÓCRATES

¿Es algo bueno lo que vas a decir?. La bondad que decía, sino lo es, entonces omítanla.

En comunicación hablamos del feedback positivo o la técnica de la hamburguesa (esto último mucho menos glamouroso) es decir tratemos siempre de equilibrar algo positivo, algo mejorable y de nuevo algo positivo.

Solo así lograremos un efectismo alentador.

La sucesión rápida de noticias breves y fragmentadas produce un sobre efecto negativo de sobre información y desinformación. No caigamos en esta trampa.

RUMORES

Lo que hace particular este momento histórico es que gracias a las plataformas virtuales, un rumor puede distribuirse por millones de personas simultáneamente.

El daño es exponencial nunca antes en la historia de la humanidad una mentira ha hecho tanto daño. 

Este es el lado negativo de tener una sociedad conectada: asi todos podemos cooperar a escala global para filtrar los mensajes.

No se deje arrastrar por el momento y ante la duda vuelva al punto uno.

No caer en la manipulación mediática y pensar que compartir una información no contrastada es mejor que no compartirla. 

La responsabilidad de mitigar las noticias falsas está en manos de todos y cada uno de nosotros es casi un compromiso social para nuestras generaciones presentes y futuras. 

Y al hablar de noticias falsas me remito al estudio realizado por la profesora de Harvard Claire Warldle que nos recuerda que no debemos de olvidar los videos y memes en las campañas de desinformación.

Es decir explicaciones rápidas y simplistas de situaciones mucho más complejas … no se puede explicar lo que el mundo está viviendo en una sola frase, recuerden esto.

Si no somos críticos con el lenguaje escrito que usamos en Redes Sociales, no vamos a capturar la complejidad del problema y por consiguiente proponer soluciones efectivas.

La información debe de estar contrastada y no podemos popularizar situaciones que necesitan una mayor reflexión.

El otro día leía un articulo que decía “Protéjase de la #Informademia! .

La OMS (Organización Mundial de la Salud) tan nombrada en estos días ha acuñado el termino INFORMADEMIA para referirse a la epidemia de desinformación.

Esta campaña contra las “fake news” en torno a una situación sanitaria que ha puesto en jaque al mudo es fundamental que todos la combatamos. 

Por suerte muchos medios de comunicación ya se han hecho eco de esta campaña y censuran las noticias falsas.

Hay una batalla que todos aquellos que trabajamos en el entorno digital debemos de hacernos participes de ella y es controlar y luchar contra las falsas noticias. 

Esta sobreabundancia de información está generando una histeria colectiva sin precedentes que hace difícil que la gente como usted y como yo encuentre fuentes fidedignas cuando las necesita.

Lamentablemente la OMS lleva semanas trabajando insistentemente en identificar rumores difundidos que pueden perjudicar a la población.

Y aquí todos y cada uno de nosotros podemos aportar nuestro granito de arena, en sus manos lo dejo, el criterio y la coherencia en publicar los mensajes ahora más que nunca deben de estar latentes.

TERCER FILTRO

Y por último y para terminar con el tercer filtro, de la utilidad … si lo que has a decirme no servirá para mejorar la situación entonces resumiendo sino es cierto ni bueno ni util o veraz … decía Socrates a su alumno ¿para qué querría saberlo?

Uno de los principales medios de difusión de bulos es whatsaap, videos, audios, fotos, mensajes sin contrastar.

Esto se convierte una avalancha de rumores e informaciones falsas que no cesa y en ocasiones pueden llevar a la toma de decisiones peligrosas.

Whatsaap ha donado un millón de dólares a Poynter una red de verificadores de información para luchar contra las falsas noticias.

El objetivo es frenar la manipulación de noticias.

Y aunque ya hay muchas fuentes de verificación de datos, también es posible que todos y cada uno de nosotros contribuyamos a frenar esta situación.

La primera medida que deben tomar es conocer quien es el artífice de la información es decir la fuente contrastada y original de donde surge el dato …

¿Sabían ustedes que Google dispone de una herramienta muy efectiva llamada Google Imágenes?, ustedes puede cargar ahi una imagen y conocer si corresponde a un determinado suceso y otro.

Si dudamos de un mensaje, aquí tienen la receta para contrastar la información, basta con hacer la búsqueda en Google o en otros buscadores.

De esa forma sabremos que webs están informando, si la web es desconocida o sospechosa … ya sabe lo que hacer.

Lamentablemente las noticias falsas se extiende mucho más rápido que las verdaderas o reales, según un estudio reciente del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) ahi les dejo el enlace (Instituto Tecnológico de Massachusetts)

También adjunto, el articulo D. Lazer at Northeastern University in Boston, MA el al., “The science of fake news,” Science (2018). science.sciencemag.org/cgi/doi 1126/science.aao2998.

En resumen las noticias falsas inspiran mayor sorpresa y disgusto, mientras que las verdaderas tienen más probabilidades de encontrarse con un sentimiento de tristeza, anticipación o confianza.

La sospecha es que el valor novedoso de la noticia falsa alienta la difusión.

En resumen la solución nada tecnológico. EDUCAR A LA CONDUCTA HUMANA.

CUIDENSE MUCHO#yomequedoencasa#stayathome

 

 

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*