Siglo XXI … adicción o un mal uso de las Redes Sociales.

Siglo XXI … adicción o un mal uso de las Redes Sociales.
16 enero, 2020 Olga Izquierdo
Olga Izquierdo

 

Estar pendiente de la vida social de los demás puede convertirse en algo obsesivo. Así es, lamentablemente las Redes Sociales permiten una sobreexposición de la vida privada que se convierte en pública.

 Claro, hablar de adicción es un tema muy serio, pero es determinante conocer cuáles son las alarmas que nos indican que estamos en el límite. Evidentemente como están pensando son los adolescentes quienes con más frecuencia sufren este tipo de adicción pero no pierdan la perspectiva porque cada vez más personas, y no tan jóvenes por lo menos en edad,  están sobreexpuestas al continuo flujo de información de las Redes Sociales.

 Y les aviso que no sólo hablo de Facebook Twitter, o Instagram … no pierdan de vista Whatsapp atractivo para todo el mundo … quien no revisa diariamente el “estado” de sus contactos para “ver qué está ocurriendo en sus vidas”. Claro cualquier motivo es bueno para visitar las Redes Sociales por temas profesionales, sociales, deportivos, personales … y la lista puede ser infinita.

 Evidentemente hay personas que somos más vulnerables que otras pero les quiero dejar unos pequeños tipsque deben revisar si empiezan a localizarlos en sus entornos más cercanos y de nuevo les aviso que no pongan sólo el foco en los más jóvenes todospodemos estar ahi y les confieso que yo ya pase la cuarentena. Y antes de que continúen leyendo … les ruego que sean sutiles en la revisión de estas líneas.

 Hágaselo mirar si ….

 .- Empieza a aislarse del resto del mundo, si le produce más satisfacción indagar en lo que hacen los demás que tomar un cafe con un amig[email protected]

.- Se levanta o antes de levantarse lo primero que hace … y miren que digo lo primero es mirar sus smartphone para ver qué paso en su entorno cercano y no tan cercano.

.- Revisa su teléfono sus Redes Sociales más de 3 veces en un intervalo de 1 hora o menos.

.- Empieza a pensar que lo que ocurre en su entorno es más interesante que su día a día

.- Si revisa en su whatsaap la hora que leen, si lo han leído, si lo han recibido y todas estás “trampas” que le permite un autocontrol excesivo

.- Y ya por último y no menos importante ….¿ha dejado de hacer otras actividades por estar conectado en sus Redes Sociales?

.Confiese … ¿lo último que hace antes de acostarse es mirar Internet? ¿Si?

 En resumen si ha reducido el tiempo de sus tareas habituales como deporte, charlar, atender a la familia o los amigos … pueden ser alertas para “hacérselo mirar”

 El uso excesivo de las Redes Sociales nos aleja de la realidad, del entorno cotidiano de nuestro día a día, nos aíslan. Quiero ser cautelosa no sé si hablar de adicción o mal uso … pero es importante estar en alerta.

 Si han tenido ocasión de leer mis otros artículos (sino lo han hecho ya se los recomiendo … está mal que yo lo diga) me gusta acompañar con números todos mis reflexiones. Los estudios más recientes nos indican que el 90% de los llamados Milenians usan las Redes Sociales, las cifras evidentemente bajan  para la generación llamada X que se estima en un 77% y para los nacidos durante el Baby Boom … es decir lo que cumplimos ya cuarenta se reduce el número de usuarios en un 48% aproximadamente.

Y ahora viene el siguiente análisis la media de tiempo de uso a nivel mundial es de más de 2 horas dicho en otras palabras, pasamos más de 2 horas todos los días “enganchados” a las Redes Sociales en un promedio general. Ahora viene la reflexión en voz alta a parte de dormir y las tareas diarias y de obligado cumplimento como trabajar, estudiar …. ¿Hay alguna otra actividad alternativa a la que le dedican mas de de 2 horas?. Creo que ya lo he dicho todo de nuevo le recomiendo “hágaselo mirar”

Las cifras del volumen de información que se generan deben de hacernos reflexionar, al día se publican más de 500 millones de “historias” en Instagram.

Si lo suyo es el mundo de los Influencers el 49% de los consumidores antes de tomar una decisión primero lo revisan en sus perfiles.

La tecnología ha venido para quedarse y lo importante se convirtió en urgente, todo es aquí y ahora.  Nuestra vida ha cambiado, si echamos la vista atrás la revolución que ha causado en nuestro entorno la llegada de internet y por consiguiente todo lo que supone y ha supuesto un cambio irremediablemente sin miramos hacia atrás.

El punto de inflexión están en reflexionar que nadie nos ha enseñado a utilizarla, entró en estas vidas, nuestro trabajo, en la educación, en las aficiones pero sin libro de instrucciones de cómo hacer un mejor uso. Y es aquí donde nosotros tenemos que estar alerta, es el reto de los hombres y mujeres del Siglo XXI educarnos en tecnología.

Parece incuestionable la transformación de perfiles profesiones que hoy están altamente humanizadas pero que en el futuro presente podrían ser sustituidas por la tecnología, les pongo un ejemplo se prevé que con los nuevos desarrollos de software en medicina los diagnósticos realizados por máquinas tendrán una tasa de presión 2 veces superior a la de un facultativo

Pensemos en la figura del profesor como docente, ya tiende a desaparecer las plataformas de e-learning junto con otras herramientas colaterales como You Tube se están convirtiendo en el docente de aprendizaje para las nuevas generaciones. Y reflexionemos en otros entornos profesionales como abogados, agricultores, arquitectos, periodistas, comerciantes  … Profesiones humanizadas que poco a poco serán sustituidos por la tecnología y nosotros haremos por consiguiente más uso de la misma. Picasso decía “son inútiles las máquinas porque nos dan las respuestas” qué contradicción y que magnifica reflexión

Aquí es donde debemos de mantener la perspectiva, no volvernos elementales. El reto del siglo XXI no es el desarrollo de la tecnología esto es ya el presente, el gran reto es seguir desarrollando la creatividad, un pensamiento crítico, más espacios para las personas, para compartir, para sentir, para vivir desde las emociones personales y no tecnológicas.

Aun así me remito a esa frase viral del CEO de Mercedes Benz  para terminar que decía señores “No compren coches ni estudien Derecho” ahi les dejo la reflexión hasta mi próximo artículo.

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*